11/23/2009

Eter

Justo cuando pensaba que tenía que hacer algo por el resto de mi vida para que fuera eterno, descubrí que todo es, a la vez, temporal y eterno. En ese momento decidí dejar de hacer las cosas cuyo tiempo se había agotado y dejarlas como un recuerdo para la eternidad.

Ahora no tengo nada que hacer, pero tengo una sonrisa en mi cara. Esperando las nuevas cosas temporales que vendrán