1/22/2006

Una estrella me está llamando

Lo paradójico de él, es que llevaba años de su vida parandose en el mismo lugar esperando ver la única ave que le faltaba para completar su entrenamiento en observación de aves.
Ella por su parte esperaba a que él llegará para posarse, sin que el lo notara, en su cabeza

1 comentario:

Carmen Olivares dijo...

eso mas que paradójico, es natural, lógico, coherente.