4/30/2006

California Waiting

Lo primero que escuché al llegar a San Francisco fue !!heeeey California Waiting!!!!, habiamos manejado desde LA por la carretera 1, esa que bordea toda la costa de California, pasando por Monterey, Prisco, y otras playas en las que en todos los cruces peatonales tenian el típico símbolo de peatones pero con una tabla de Surf dibujada; cuando pudimos vislumbrar el Golden Gate, la estación de radio local tocó esa canción de los Kings of Leon.
Yo la había escuchado antes, en una de las estaciones de audio de un Mixup; sin embargo, en ese momento la canción tomó otro significado: viento, sol, olas y el saber que estabamos en el mítico Frisco. Tocaban la canción porque al día siguiente ellos tocarían gratis en la Virgin Megastore, junto con los Sounds, estabamos tan ocupados conociendo la ciudad que no pudimos llegar.
No importó, traía la canción en esos audifonos imaginarios que solemos utilizar y que nos hacen repetir una y otra vez una canción. La "escuchaba" mientras fumaba en las puertas de los bares con la cerveza dentro del bar y el cigarro afuera, cuando bajaba por la calle ondulada, cuando intente meterme a surfear a un mar que estaba más frio que una cerveza rica.
Regresamos a LA, pasando por Vegas, es decir una vuelta enorme, todo Nevada la canción desaparecio (en realidad no, se cambió por C'mon everybody tocada por la banda que armaron para el soundtrackt de Backbeat). No estabamos en California.
Al llegar a LA y caminar por Downey buscando al Man Called E, sin encontrarlo, la canción regreso a mi cabeza, estaba mientras comía una hamburguesa en el IN ' n Out, mientras iba la Amoeba Records, y esa noche de Surf ilegal en Redondo Beach. Estuvo también todo el vuelo de regreso.
Mientras estuve en California, Californa Waiting estuvo todo el tiempo en mi cabeza; Ayer la oí y mientras oia California Waiting, California estuvo en mi cabeza. I want to live by the sea

4/24/2006

Tan muerto como hojas

Debo confesar que me sentí desesperado cuando vi que te cortaban la mano; en ese momento no supe que hacer y decidí gritar, solamente gritar lo más fuerte que podía. Mientras tú solo observabas como tu mano era partida a la mitad.
No recuerdo bien si era en Santa Cruz , podía ser cualquier lugar con vista al mar, a donde podríamos haber decidido irnos a vivir. Y si bien yo sólo lo vi; hasta ahora no puedo quitarme la idea de que fui yo quien causo que tu mano fuera cortada.
Fui yo quien decidió mandar al diablo todo lo que pensaba hacer, fui yo quien se estanco en un mismo lugar con todos los pasados, presentes, futuros y futuros alternos. Deseaba tanto alejarme de mi vida, pero al mismo tiempo no deseaba que ninguna posibilidad muriera. Asi que me lleve todos los pasados y sus probables futuros al mar, contigo.
Y si no hubiera estado ocupado, tratando de conciliar a todos esos futuros probables, pero poco posibles, hubiera entrado contigo a la pelea, hubiera detenido a quien tomo tu mano y la cortó con unas tijeras de pollo.
Después de mi grito, me puse a pensar que tal vez deseaba que eso te pasase. En realidad envidiaba que pudieras conseguir toda la felicidad que yo buscaba, manteniendo tu vida simple y dejando de preocuparte por futuros posibles.
Tu si comprendiste la idea de irnos a vivir al mar, y ahora al ver tus muñones no puedo evitar sentirme culpable; creo que el mar no sirve para quienes tienen miedo.

4/18/2006

Monstruos.

4/06/2006

Sólo estoy durmiendo


Odio cuando preguntas la hora.
Cuando sé que es casi tiempo de partir.
Sólo dame novocaina y un poco de agua.