5/18/2009

Dime

Me escribió que moría de ganas de volver a verme, el ego se me llenó y por una vez me sentí importante; le contesté diciendole una fecha y lugar. Cuando llegué, con toda la autoestima y mi espirítu conquistador hasta arriba, me di cuenta de que se había quedado ciega.

No hay comentarios.: