9/09/2007

Matando lo Muerto

Bajar por Reforma y Palmas era lo cotidiano, hacerlo pachecos era lo común. Fumar un poco al salir de clases y poner a James o a Manú, dependiendo del coche en el que fuéramos. El tiempo de la escuela al Seven de Conscripto era el suficiente para que nos entrará un poco la seca y parar ahí a comprar unas chelas.

La vida no era más feliz, no era más facil, no eramos diferentes ni hemos madurado, no cambiamos; y cuando tenemos ese tipo de recuerdos, pensamos en que deberiamos volver a hacerlo; sin embargo, no lo haremos. No porque nuestro Superyó haya perdido laxitud ni porque estemos ocupados viviendo nuestras vidas; no lo hacemos porque no estamos en la escuela, ni tenemos que tomar para nada Reforma y Palmas, además de que no estamos todos juntos al terminar el día

Es cuando te das cuenta que el tiempo no lo contruyen los días y horas, lo construyen los lugares y la gente.

1 comentario:

vinchango dijo...

Juan zucaritas jajajaja reacuerdame jajajaj !!! Chido men ... !!! hace mucho que no pasaba por aqui ...
Y si es mejor estar en la ignorancia que ... que ... en cualquier otro lugar. que chido . !!