8/10/2009

Sólo por un momento

Iba caminando por la calle cuando te ví, me fue inevitable sentirme arrepentido por todo lo que te había hecho. La melancolía aumentaba por estar escuchando Monochrome de Yann Tiersen. En ese momento quería tocar tu hombro y decirte que lo sentía, que en realidad sufría por ti y por las consecuencias de mis decisiones.

No sabía que estabas hablando por telefóno, cuando me paré detrás de ti alcance a escuchar un poco de tu conversación, lo que oi me hizó alejarme y no hacerte saber que estaba ahi.

Al oirte hablar por telefóno me dí cuenta de que mi arrepentimiento no sería bienvenido, y que si alguien debía sufrir por las consecuencias de mis decisiones a partir de ese momento era sólo yo; tu ya lo habías hecho y no tenías porque saber que yo sufría.

Me dí la vuelta y te deje con tu futuro a cuestas, con mi presente en el hoyo y con nuestro pasado en la memoria.

No hay comentarios.: